Reflexiones del Galeno – Tecnología de la salud

Reflexiones del Galeno – Tecnología de la salud

Diariamente en el departamento de urgencias llegan todo tipo de personas con todo tipo de enfermedades y molestias. A veces situaciones que requerirían cirugía como pudiera ser alguien con apendicitis o un hueso roto, en otros casos molestias que realmente no son urgencias, pero las personas no saben a donde acudir para paliar sus molestias. Sin embargo, no es raro que lleguen pacientes cuyo pronóstico depende de un rápido actuar y un abordaje inicial adecuado.

Hace meses durante la noche escuchamos una ambulancia a lo lejos. Esto siempre nos pone en estado de alerta a todo el equipo puesto que pudiera trasladar a nosotros cualquier cosa: un infarto, un paciente con dificultad respiratoria, quizá una herida abierta con sangrado activo. Esta incertidumbre causa que dejemos lo que estemos haciendo y centremos nuestra atención a lo que está próximo por llegar. Esa noche fue un caso especial. Recibimos a una señora no más grande que mi abuela, era conocida en el servicio por tener algunos problemas de personalidad y había sida atendida previamente por temas no tan urgentes, sin embargo, el día de hoy era diferente. La encontramos somnolienta, no respondía adecuadamente al entorno y su hija se encontraba alterada porque su madre tuvo un intento de suicidio. Una vez iniciado el abordaje y al encontrarla más despierta nos comenta que ese día decidió que no quería continuar en este mundo y se inyectó todo un frasco de entero de insulina.

Entre las múltiples enfermedades que presentaba, una de ellas era diabetes mellitus la cual llevaba un control gracias a un sensor percutáneo que envía notificaciones acerca de su glucosa paulatinamente a un monitor externo, este hecho pudo haber sido lo mejor que le haya pasado, puesto que los familiares al recibir la notificación de que sus niveles de glucosa bajaron repentinamente, acudieron a auxiliarla, le dieron alimentos azucarados y la trasladaron a este hospital. Durante su hospitalización fue atendida por un psiquiatra quien inició con tratamiento y finalmente decide su egreso días después.

Semanas más tarde la atendería de vuelta, pero ahora con una historia diferente, se cortó un dedo al estar podando felizmente su jardín. Una vez suturada la herida, su hijo me comentó que, tras su egreso, su madre continuó con tratamiento y ahora puede disfrutar de sus hobbies y comienza a ver la vida de una manera más positiva. Afortunadamente esta historia tuvo un final feliz gracias a un elemento sorpresa, el sensor de glucosa. Habitualmente este tipo de dispositivos nos ayudan a identificar modificaciones en la glicemia sérica (o glucosa en sangre), pero nunca se pensó que pudiera ser utilizado de la manera que se presentó en este caso, lo cual nos hace pensar cuantos más dispositivos electrónicos pudieran ser utilizados para salvaguardar nuestro bienestar.

XT

Publicaciones Relacionadas

Le llueve a Microsoft: despedirá a 10 mil empleados en 2023

Le llueve a Microsoft: despedirá a 10 mil empleados…

Microsoft comunicó en su blog que asumirá un cargo de mil 200 millones de dólares en el segundo trimestre relacionado con…
Me duele la espalda ¿Serán los años? – Reflexiones del Galeno

Me duele la espalda ¿Serán los años? – Reflexiones…

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus autores, mismas que Uni2Noticias no necesariamente comparte
Reflexiones del Galeno – Navidad para los enfermos

Reflexiones del Galeno – Navidad para los enfermos

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus autores, mismas que Uni2Noticias no necesariamente comparte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *