En Busca del Estado Perdido – Guadalajara has fallen

En Busca del Estado Perdido – Guadalajara has fallen

En los últimos días la llamada ‘Perla de Occidente’ ha sido noticia por tiroteos que se han suscitado en diversas zonas de la metrópoli, esencialmente en el poniente de la ciudad. El crimen se hace presente, como lo sabe hacer, de manera violenta.

La descomposición de la seguridad -no es privativo de Guadalajara- es en todas partes del país, por doquier se presentan masacres, las organizaciones delictivas ya no tienen respeto -si es que alguna vez lo tuvieron- y ahora ocurren hechos a cualquier hora del día y lugar. Las ejecuciones son la constante.

¿Cómo lograr apaciguar al país?

Todos los mexicanos aspiramos a vivir en paz, en comunidades seguras, libres del flagelo de las ejecuciones, levantones, desapariciones, para ello debemos de ser conscientes que vivir en un Estado implica la convivencia de todos, consecuentemente, la necesaria comunicación con buenos, pero también con malos.

No existe en el mundo un país que no tenga delincuencia -ni Suecia, Noruega o Suiza- en todos hay menor o mayor presencia del hampa, incluso dudo que los narcotraficantes mexicanos sean los más importantes del orbe, sí los más visibles, les gusta ostentar, verse, lucirse, pero ¿qué acaso no hay grandes capos en Estados Unidos, Francia, Alemania, Inglaterra o Italia? Sin duda los hay, entonces ¿por qué en aquellas latitudes no está desatado el crimen?

Los Estados administran su poder, saben cuándo y dónde apretar, sin embargo, pareciere que en el caso de México el gobierno en su calidad titular de la violencia legítima -policía, fuerzas armadas, fuerzas federales- perdió el control y ahora es la violencia ilegítima la que lo tiene -grupos criminales- ellos patrullan, ordenan, disponen, sentencian y matan, estamos en sus manos.

Los hechos de Guadalajara desnudan la realidad nacional, una ausencia absoluta del mando de gobierno, simplemente no lo hay, sin importar partido. Quizá por temor, por corrupción o por alianza, queda claro que quien gobierna no es el electo en las urnas sino el que más muertos aporta, quien más terror genera, porque para nuestra desgracia -los delincuentes- han migrado de la ilicitud ordinaria al terrorismo y en esa ecuación los ciudadanos representamos valor ‘cero’, no somos nada.

Dice la teoría social que toda descomposición necesariamente genera una recomposición, vivos ejemplos los hay: la Alemania Nazi, el totalitarismo chileno, la destrucción social holandesa, las mafias italianas, todas estas naciones que hoy son un buen ejemplo de reaparición social, económica y política. Pero también hay otras que siguen en la podredumbre -Sierra Leona, Irán, Camerún, Bangladés- con décadas de conflicto, masacres e inestabilidad.

El crimen está ganando en todos los frentes, controla prácticamente dos terceras partes del territorio, poco falta para hacerse de todo el país, tiene enormes potenciales que lo fortalecen: poder económico, poder de fuego, pero el peor de todos una inexplicable simpatía social.

Ni el más funesto enemigo es invencible, la gran pregunta que todos nos hacemos ¿cuándo ganaremos?

Por lo pronto, Guadalajara en manos del enemigo.

Publicaciones Relacionadas

Retrato Ormeta – A luchar por la supervivencia del INE

Retrato Ormeta – A luchar por la supervivencia del…

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus autores, mismas que Uni2Noticias no necesariamente comparte
Retrato Ormeta – El sigiloso secretario de Gobernación

Retrato Ormeta – El sigiloso secretario de Gobernación

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus autores, mismas que Uni2Noticias no necesariamente comparte
Retrato Ormeta- Una ministra NO abogada en la SCJN

Retrato Ormeta- Una ministra NO abogada en la SCJN

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus autores, mismas que Uni2Noticias no necesariamente comparte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *