En busca del estado perdido-Ilusiones colectivas

En busca del estado perdido-Ilusiones colectivas

Toda sociedad requiere de ideales que se participen mayoritariamente como ejes constructores de cohesión, de manera que de forma atrayente nos centren como nación. En sociedades de avanzada estos adhesivos sueles girar en torno a personajes, instituciones, valores.

La sociedad inglesa mayoritariamente se vincula a la monarquía como origen del Estado, identificándose en sus usos, costumbres y formas de resolver las cuestiones públicas que les atañe; otras como la francesa descansa ese cimiento en los valores republicanos -división de poderes- de la que incluso se dicen ser los ‘padres’ de ella. La norteamericana es diferente, cuidadosa de su casta -inglesa- se nutre del sello judicial, considerando a sus Cortes un vivo ejemplo de la legalidad, fortaleza y respeto, teniendo como máxima la Constitución que solo ha sido objeto de 27 enmiendas en más de 235 años de su existencia.

No solo las instituciones son el adhesivo de la Patria, también son los personajes. Los héroes, esos seres extraordinarios que partiendo de su individualidad trascendieron al imaginario general que no necesariamente deben de ser ubicados en la antigüedad. En nuestro caso abundan desde la época precolombina hasta la revolución; en otros países quienes ofrendan su vida por la defensa de sus instituciones -marinos, soldados, aviadores- son reconocidos en solemnes actos de Estado -Estados Unidos, Francia, Inglaterra, España- porque su trascendencia provoca que el orgullo nacional permanezca con la consecuente identidad impactando en todos los ámbitos del ser humano -laboral, industrial, comercial, educativo, social- consecuentemente dando lustre internacional.

Sumado a todos estos elementos debemos de agregar el deportivo. Gigantes atletas en diversas disciplinas enorgullecen a generaciones enteras.

México se encuentra en medio de un torbellino político y de seguridad, aún no social. La lucha por el poder es cruenta en todos los rincones del país -lo celebro- como característica del ejercicio democrático de quienes están en el poder y de quienes quieren llegar a él. Sin embargo, tal condición genera la necesidad de que existan los grandes pilares que anclen al colectivo frente a la competencia del poder para que esta sea vista como lo que es: una condición natural de cualquier sociedad moderna, pues lo mismo se riñe en la Inglaterra de Truss, en los Estados Unidos de Trump o en la Bolivia de Evo Morales.

Uno de los anhelos -evidentemente- surge del ámbito deportivo. Hoy como si se tratase de una guerra global tenemos la competencia futbolera en la que se definirá quien es el mejor del mundo. La lucha centra la atención de todos, en ella se convergen emociones, esperanza y fe. Como cada cuatro años, el hechizo de un balón que rueda disputado por 22 seres humanos nos seduce de manera permanente -nos guste o no el fútbol- a mujeres y hombres. 

Como cada cuatro años se construyen o destruyen anhelos, en nuestro caso, como cada cuatro años nuestra frustración colectiva surge fruto de la mediocridad de quienes reciben en depósito lo más sagrado de una sociedad la ilusión colectiva.

Hoy lo volvemos a vivir -digo- hoy lo volvemos a sufrir, esta sociedad mexicana necesitada de unión regresa a su realidad, polarizada, disgustada, con enojo, porque como siempre ‘no nos alcanzó’.

Para colmo, nuestros contrarios -Messi- pisotea la playera nacional, cual si fuera la bandera del enemigo vencido.

Publicaciones Relacionadas

En busca del estado perdido- Las series

En busca del estado perdido- Las series

Las opiniones expresadas son responsabilidad propia, mismas que Uni2Noticias no necesariamente comparte
¡Fuera cadenas!-Aires de independencia

¡Fuera cadenas!-Aires de independencia

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus propios autores, mismos que Uni2Noticias no necesariamente comparte
Se tenía que decir-“Hagamos la Guerra Contra la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica”

Se tenía que decir-“Hagamos la Guerra Contra la Enfermedad…

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus propios autores, mismos que Uni2Noticias no necesariamente comparte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *