¡Fuera Cadenas!-El fracaso

¡Fuera Cadenas!-El fracaso

Un día sensacional que fue correspondido con una espléndida noche, el escenario —Lusail– estaba listo para que las cerca de 90 mil almas disfrutáramos un espectáculo deportivo. Las 22 personas en la cancha cumplieron con ese fugaz objetivo: dieron un entretenido partido que quedó en 2-1 a favor de los nuestros, mas no todo es el corto plazo, sino que es importante ver la película completa: la selección mexicana de fútbol varonil fracasó en el mundial de Qatar 2022 al quedar fuera de la competición en la etapa de grupos. El fracaso es mayúsculo, pues desde Argentina 1978 no quedaba fuera nuestro seleccionado en esta primera etapa. Imagínense ustedes, esta selección está al nivel de ese espantoso cuadro lidereado por Cuéllar.

Ahora mismo es muy fácil repartir culpas y alegrarnos por la salida de Gerardo Martino, a final de cuentas él es quien armó a este triste equipo que solo pudo obtener una Copa Oro y ha perdido ya dos finales de torneos oficiales de CONCACAF (la región de Norteamérica para el fútbol). Sin embargo, este fracaso viene anunciándose desde hace un par de lustros, por lo menos, si no es que más. Hago esta pequeña relación porque, a mi parecer, el fracaso futbolítisco nacional es un reflejo de la nula planeación, falta de hambre por aportar algo, así como la avaricia superficial que caracteriza a nuestro país en general.

Salvo por la creación de la Liga MX femenil, me parece que la Femexfut ha errado una y otra vez en las decisiones que toman para el supuesto desarrollo del balompié. La eliminación del descenso así como del ascenso ha quitado el foco —el interés— en lo futbolítisco y lo ha centrado en lo económico. La ampliación sin explicación de 8 a 12 equipos que clasifican a la postemporada (liguilla) en un torneo de 18 equipos es absurdo. Ahora mismo el equipo que termina en 12o lugar durante la temporada regular puede ser campeón; no hay un incentivo deportivo para mantener a lo largo del año un nivel futbolístico serio y competitivo.

La estrepitosa salida de la Femexfut de las competiciones sudamericanas —donde el nivel futbolítico es más decente— nos aísla de la posibilidad de competir contra los mejores equipos del continente americano; y la creación de competencias contra equipos estadounidenses en realidad ayuda más a ellos que a nosotros.

Todo esto se refleja en la paupérrima lista de logros que ha tenido el fútbol mexicano en el exterior. Ahora mismo puedo pensar en los siguientes descalabros: no clasificación al mundial femenil, eliminación en etapa de grupos del mundial varonil, así como la no clasificación a los juegos olímpicos.

El punto común que veo entre el fútbol mexicano y la sociedad en general es el interés por el dinero fácil, mientras se desdeña la disciplina y el esfuerzo. La gente prefiere lo facilito, lo que no requiere un esfuerzo, lo superficial, vaya. La gente quiere hacer poco y recibir mucho; restar en vez de aportar. Hace ya tiempo me di cuenta de ello, mucha gente solo está interesada en ver “de a cómo” le toca en lugar de apreciar el valor que aportarían al bien común.

Queremos generar beneficios personales sin competir, sin dar un valor. Eso es un grave error, no podemos estarle sacando sin que demos algo a cambio. Debemos competir, dar el mejor esfuerzo y triunfar. Así que no, no sorprende el fracaso, lo que sorprende es que creamos que esto viene desde hace poco con el “Tata” Martino.

Publicaciones Relacionadas

En busca del estado perdido- Democracia

En busca del estado perdido- Democracia

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus propios autores, mismas que Uni2Noticias no necesariamente comparte
¡Fuera cadenas!- El Gran Hermano 

¡Fuera cadenas!- El Gran Hermano 

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus propios autores, mismos que Uni2Noticias no necesariamente comparte
En busca del estado perdido-8M

En busca del estado perdido-8M

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus propios autores, mismos que Uni2Noticias no necesariamente comparte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *