Reflexiones del galeno- La Mujer en la Ciencia

Reflexiones del galeno- La Mujer en la Ciencia

Las mujeres siempre han causado un impacto importante en la ciencia, desde Marie Curie y sus aportaciones a la ciencia donde no solo recibió uno, sino dos premios Novel por sus contribuciones en diferentes áreas científicas (Física y Química), Caroline Herschel quien por sus aportes a la astronomía fue la primera mujer en recibir un pago por su trabajo y recibió una medalla de oro por parte de la sociedad astronómica de Gran Bretaña o Emmy Noether quien tras probar su teorema se convirtió en un punto vital para el desarrollo de la física moderna. Sin embargo, estos logros no siempre han sido bien vistos por la comunidad científica: esto está evidenciado casos como el de Lise Meitner, donde a pesar de su trabajó en física nuclear y radioactividad, su colega fue el que recibió el crédito y el premio Novel por el descubrimiento de la fisión nuclear. Esta historia se repite con Jocelyn Bell Burner, Cecilia Payne-Gaposchkin o Rosalind Franklin y muchas académicas más donde sus descubrimientos fueron adueñados por sus colegas masculinos, excluyéndolas del reconocimiento. 

Uno como hombre no suele darse cuenta de la discriminación que se da a sus compañeras, ya sea por la educación cultural que se recibe desde pequeños, falta de interés, o sesgos cognitivos como el pensar que si a uno no lo discriminan ¿porque las discriminarían a ellas? Esto puede ser explicado hasta cierto punto por el sexismo sistémico que se mantiene desde hace siglos, donde se piensa que el hombre debe de tomar roles tradicionales de proveedor, de ser quien trabaja y quien mantendrá a la familia; mientras que la mujer debe ser quien debe de cuidar a la familia, hacerse cargo de la casa y las necesidades del esposo y de los hijos. 

En áreas como ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, las científicas son principalmente afectadas bajo este tipo de discriminación lo cual pudiera llegar a alterar las decisiones que toman sobre sus opciones laborales. Tanto así que se estima que las mujeres prefieren áreas como humanidades, psicología o biología antes de elegir áreas de matemática, física o tecnológica.⁠ A pesar de que al menos la mitad de la población estudiantil de las escuelas de medicina está comprendida por mujeres⁠, sigue existiendo una falta de representación femenina en múltiples especialidades médicas.

Las mujeres tienen dificultades muy diferentes a las que nos enfrentamos los hombres. Existe un reporte por Grandis y colaboradores donde encontraron que, en mujeres de la especialidad de otorrinolaringología, existía una tendencia a estar divorciadas o separadas, y que, a comparación de los cirujanos, las cirujanas tendían a disminuir su cantidad de horas laborales para tener hijos, mientras que los cirujanos delegaban las responsabilidades familiares a sus parejas y dedicaban todo su tiempo a su profesión. Para otras mujeres, la decisión de entrar en la academia se puede complicar por el miedo a ser juzgadas por dedicarse al trabajo y no a un rol tradicional o sentir que sus parejas no las apoyan en su decisión de trabajar, lo que pudiera ser una causa de ansiedad y estrés.

La academia y la ciencia deben ser universales, aceptando a todas las personas que puedan aportar al desarrollo científico y tecnológico sin importar su género, raza, preferencia o cultura. Por lo que impedir el desarrollo de nuevas investigadoras por culpa de cosas tan banales como sesgos de género no solo es irresponsable, sino que sería una contradicción a la premisa que intentamos dilucidar en nuestro día a día, traer acceso y entendimiento de la ciencia a todas las personas. La inclusión de un universo diverso de personas en los equipos de investigación puede traer mayor creatividad y puntos de vista para formar conocimiento concreto⁠, de modo que, si dos cabezas piensan mejor que una, múltiples personas con contextos y pensamientos diferentes pueden aportar significativamente a la producción de conclusiones más sustanciosas, y en general, un mayor aporte a las comunidades científicas de todo el mundo.

Publicaciones Relacionadas

¡Fuera cadenas!-La creatividad en la ciencia y la música

¡Fuera cadenas!-La creatividad en la ciencia y la música

En la música tomo ideas prestadas de los artistas (Bowie decía que a él sólo le interesaba el arte del cual…
En busca del estado perdido- Las series

En busca del estado perdido- Las series

Las opiniones expresadas son responsabilidad propia, mismas que Uni2Noticias no necesariamente comparte
¡Fuera cadenas!-Aires de independencia

¡Fuera cadenas!-Aires de independencia

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus propios autores, mismos que Uni2Noticias no necesariamente comparte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *