En busca del estado perdido-Biden

En busca del estado perdido-Biden

El día de ayer por la noche arribó a la Ciudad de México el Presidente de los Estados Unidos Joe Biden. El propósito de su presencia es participar en la ‘Cumbre de Lideres de América del Norte’ en donde también asistirá el Primer Ministro de Canadá Justin Trudeau, siendo anfitrión el Presidente López Obrador.

La visita tiene diversos tintes, primero llama la atención la escala hecha en El Paso Texas -frontera de Ciudad Juárez- ampliamente conocida por ser una de las principales en cruces de migrantes ilegales, drogas y violencia. Su estancia -apenas unas horas- fue blanco de críticas por el ala republicana de la Cámara de Representantes que señalan a Biden responsable de la crisis fronteriza que viven de la que tan solo en el 2022 generó arrestos por más de 2.5 millones de indocumentados. 

El aprieto fronterizo no termina con los inmigrantes; la introducción de sustancias sintéticas altamente adictivas ha provocado un grave problema de salud pública, un gran número de sus niños, jóvenes, adultos y ancianos están sucumbiendo al cáncer de las drogas con elevados niveles de mortandad. Las ciudades -muchas- se están llenando de ‘homeless’ que requieren de atención médica. El tema no termina ahí, la violencia mexicana no respeta fronteras, son comunes los casos de ejecuciones, levantamientos y secuestros originados por líos de drogas que ocurren en suelo norteamericano como una constante en la lucha de los codiciados mercados de consumo.

Los republicanos -como muchos ciudadanos comunes- argumentan que estos problemas son causados por México, afirman que nuestro gobierno no hace lo suficiente para frenar el ingreso de multitudes de migrantes por el sur de nuestra frontera -la verdad parece coladera- tampoco combate la producción y trasiego de drogas, mucho menos el ingreso de millonarias cantidades que retornan por la venta de estas -somo una gigantesca lavandería-. Nos ven como un país coludido, corrupto, ineficiente y tolerante a lo ilícito, por supuesto con los delincuentes, precisan que estos se pasean con toda impunidad en nuestras ciudades, centros comerciales, restaurantes, forman parte de la sociedad porque ésta los ha aceptado explícita o implícitamente. 

Para Estados Unidos la puerta generadora de los problemas es la del sur -nosotros- a Canadá lo perciben cercano, con un origen común, son hermanos.

La visita trae una carga enorme: poderosos grupos de influencia en los círculos de gobierno presionan al Presidente Biden para que su gobierno declare como terroristas a los cárteles mexicanos y así legitimar intervenciones militares en territorio nacional, quizá por ello la casual detención de Ovidio Guzmán buscando atemperar la presión con un aparente acto de cooperación en la lucha contra la delincuencia.

La cereza del pastel es la constante violación al T-MEC, por decisiones que se antojan caprichosas del gobierno mexicano -cierre de industrias, legislación regresiva en materia energética- que han provocado reclamos legales de inversionistas y de los gobiernos socios -Canadá y Estados Unidos- avizorando derrotas arbitrales en perjuicio de la hacienda nacional. Se tendrá que indemnizar con dinero de todos.

La cumbre luce complicada, se requiere de talento para presentar alternativas satisfactorias para los vecinos que fundan su ejercicio de gobierno en el fortalecimiento de la riqueza, el bienestar, la reducción de la pobreza y la seguridad de sus naciones, contrario a la visión del mandatario mexicano que ve a los pobres como la base social para mantener el poder y a la clase media aspiracional como enemiga. Qué decir del evidente desastre en materia de seguridad por la ausencia de una política que garantice el desarrollo de los mexicanos en un clima de paz, con fronteras seguras, ya ni siquiera es dable hablar de ‘Abrazos no balazos’. La violencia es sello nacional, desplazó a ‘El Águila’.

Para colmo, hoy se condena el ataque a las instituciones en el Brasil de izquierda de Lula -a quien por cierto se le reconoció su discutido triunfo el mismo día de la elección- pero nada se dijo en el intento de toma del Capitolio de Biden -a él se le felicitó como ganador de la contienda electoral ¡después de un mes! -. No hay coherencia en la política exterior.

Claramente será el choque de culturas políticas disímbolas. 

Publicaciones Relacionadas

En busca del estado perdido- Las series

En busca del estado perdido- Las series

Las opiniones expresadas son responsabilidad propia, mismas que Uni2Noticias no necesariamente comparte
En busca del estado perdido-Ciro Gómez Leyva

En busca del estado perdido-Ciro Gómez Leyva

El Presidente López Obrador es persistente, de ideas duras, de rencores, le gusta mandar y que le obedezcan, detesta a sus…
Autoritarismo-En busca del estado perdido

Autoritarismo-En busca del estado perdido

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus propios autores, mismas que Uni2Noticias no necesariamente comparte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *